Gobierno de RD está como la arepa: candela por abajo y candela por arriba

SANTO DOMINGO.- El nuevo gobierno dominicano amanece este jueves sacudido por dos escándalos:  el primero,  por el logotipo elegido para representar a esta nación en una  nueva campaña denominada «Marca País» y el segundo, por una denuncia sobre violaciones a la Ley de Etica y Contrataciones Públicas supuestamente cometidas en la Cancillería.

Respecto al nuevo logotivo, que fue presentado el martes en la noche en una gran ceremonia en un hotel de lujo de la capital, se afirma que costó RD$32 millones (casi US551 mil)  y que parece ser un plagio de otro creado por un ruso.

La denuncia sobre irregularidades en la Cancillería ha sido hecha por el abogado José Martínez Brito, quien afirma que en esta institución del Estado todas las compras están siendo hechas a una empresa denominada Waterluxsrl, cuyo principal ejecutivo es un sobrino del nuevo canciller Roberto Alvarez.

Desde hace más de una semana está sobre el tapete el caso de la ministra de la Juventud, Kimberly Taveras, de quien se ha denunciado hizo contrataciones irregulares con el Estado durante el pasado gobierno peledeísta de Danilo Medina.

La voz cantante la tienen las redes sociales

La voz cantante de estos escándalos no la tienen curiosamente los medios periodísticos tradicionales del país sino las redes sociales, en donde miles de personas están pronunciándose,  unas en contra y otras a favor de los involucrados en los mismos.

Esta situación se registra en momentos en que el nuevo presidente Luis Abinader acaba de salir de otro escándalo provocado por su intención de aumentar los ingresos del Gobierno a través de impuestos indirectos que aparecían consignados en el Proyecto de Ley de Presupuesto del año 2020. Debido a la reacción popular, impulsada por sus rivales políticos, el Mandatario se vió obligado a pronunciar un discurso al país anunciando el retiro de esta iniciativa.

Presiones de su propio partido

También se produce en momentos en que el Mandatario recibe las presiones de cientos de miembros de su partido, el Revolucionario Moderno (PRM), que le exigen ser nombrados en puestos de la Administración Pública.

El Gobierno, que al decir de los chuscos «se encuentra como la arepa: candela por abajo y candela por arriba».  en cada caso ha exhibido una respuesta pública débil y tardía.

sp-am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *