ATENCIÓN: ¿Por qué los bebés no pueden comer miel?

ATENCIÓN: ¿Por qué los bebés no pueden comer miel?
¿Te estás preguntando por qué los bebés no pueden comer miel? La miel es uno de los alimentos más sanos y nutritivos, cuyo sabor inconfundible la convierte en un dulce natural.

Por esa razón, nuestros padres y abuelos acostumbraban a humedecer la chupeta de los bebés en un poco de miel, con el fin de tranquilizarlos. Sin embargo, la ciencia nos explica hoy que es una práctica peligrosa, pues nunca, bajo ningún concepto, debe darse miel a menores de doce meses.

Miel y botulismo: la razón por la que los bebés no pueden comer miel
El ser humano consume miel desde hace miles de años. Es considerado uno de los alimentos más naturales y nobles, y sus beneficios son múltiples y conocidos. Desde el antiguo Egipto hasta nuestros días, la miel ha sido siempre un ingrediente en todo tipo de recetas, aportando nutrientes y endulzándonos naturalmente.

No obstante, como producto natural, la miel también contiene una bacteria,la Clostridium botulinum, que puede llegar a ser altamente peligrosa para bebés menores de un año.

La razón es sencilla: la flora intestinal de los más pequeños aún no ha alcanzado la madurez adecuada, de forma que las esporas de esta bacteria pueden proliferar en sus intestinos, liberando toxinas botulínicas, consideradas unas de las sustancias más mortales que se conocen.

Se trata del denominado botulismo infantil, un tipo de botulismo que afecta especialmente a menores de doce meses y que puede llegar a ser mortal. No obstante, no afecta de la misma manera a mayores de un año, cuyas defensas naturales ya se han desarrollado y son capaces de impedir la proliferación de la bacteria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *