Mató a la expareja y al acompañante con la niña de ella en los brazos

El hombre que la madrugada del pasado viernes ultimó de varios disparos a su excompañera sentimental y a un joven que la acompañaba en su residencia en Sabana Perdida cometió el hecho con una hija de la mujer de dos años de edad en brazos.

Patricio Rodríguez, padre de Angélica María Rodríguez Muñoz, de 21 años, muerta junto a Carlos Manuel Nova Mañón, de 23 años, en su residencia a manos de Celestino Trinidad, de 53 años, dijo que cuando este le disparó a ambos cargaba la niña porque lloraba.

Narró que Angélica estaba separada de Trinidad desde hacía cuatro meses, pero el hombre que es comerciante en el Mercado Nuevo de la avenida Duarte, la asediaba, perseguía y amenazaba constantemente, hasta que este viernes irrumpió en la casa de ésta, ubicada en la calle principal del barrio Brisas del Este en Sabana Perdida, y cometió el doble crimen.

Sostuvo que Trinidad entró a la vivienda utilizando una llave que le había robado a su hija en horas de la noche y al hallar a Mañón dentro, sostuvo a la menor e inició la balacera.

Tras ultimar a los dos jóvenes, Trinidad, de quien se dijo al principio era un oficial retirado de la Policía Nacional, versión que fue negada por esa institución, emprendió la huida y es perseguido por las autoridades.

Las víctimas fueron sepultadas el pasado sábado en los cementerios de La Victoria, en Santo Domingo Norte, y Cristo Redentor, en el Distrito Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *